Aplicación

El programa La Aventura de la Vida se aplica con escolares de 8 a 11 años. Se han dado experiencias con un único año de aplicación o con tres o cuatro años consecutivos.  Estos últimos , que tienen un proceso sostenido en el tiempo,  son los que recomendamos para favorecer el proceso educativo que perseguimos.

Docentes

El actor clave de La Aventura de la Vida es el equipo docente.  Por eso, en la aplicación se contemplan diferentes momentos de formación a maestras y maestros . Para formar en habilidades para la vida se requiere, en primer lugar, formarse en ellas. Y en segundo lugar, familiarizarse con el Programa y con pedagogías que promuevan el diálogo y  la  participación.  Cuando una maestra o un maestro conoce La Aventura de la Vida descubre  que no se trata de más trabajo a realizar fuera de su asignatura, sino de una herramienta que le facilita alcanzar las metas y objetivos educativos que se ha propuesto.

Alianzas

La calidad de los resultados mejora cuando se tienen alianzas. Algunas de las que resultan claves son:

  1. La voluntad del equipo docente.
  2. El apoyo de la Comunidad Educativa (profesorado, familias, etc.)
  3. Acompañamiento , seguimiento y evaluación por parte de la institución que impulsa el Programa  (en REDLAV podrá ver el listado de organizaciones aliadas de La Aventura de la Vida en diferentes países).
  4. El apoyo de los gobiernos  locales a través del diseño de políticas públicas a favor de la infancia que permitan desarrollar procesos  a mayor escala.

La diversidad de experiencias muestra que no siempre se dan estas alianzas, pero sí ,al menos, una o dos de ellas.

Aplicación en el aula

La Aventura de la Vida sigue el orden que se señala en la guía del profesorado. Sin embargo, como el relato es su principal elemento, puede armarse modularmente. De esta forma, cada docente construye su propio orden y su frecuencia de aplicación de acuerdo a sus propias necesidades.

Pedagogía

Este Programa y sus diferentes materiales no están pensados para la transmisión de contenidos. Han sido diseñados para propiciar el diálogo y la conversación. Así, no sólo promovemos habilidades para la vida y hábitos saludables, sino también la capacidad de niñas y niños para expresar de forma libre y respetuosa sus sentimientos, pensamientos y necesidades. A partir de las historias de Javier, Marta, Sergio, Héctor y Yolanda, los cinco personajes de La Aventura de la Vida, van surgiendo en el aula las aventuras de la vida real de las niñas y niños que participan de este Programa.

PASOS DEL PROCESO  GENERAL DE IMPLEMENTACIÓN- LAV

  • Construcción del proyecto y conformación del equipo de trabajo
  • Concertación con gobierno local, docentes e instituciones educativas
  • Realización de una línea de base
  • Formación a docentes en habilidades y manejo del Programa
  • Inserción del Programa dentro del Proyecto educativo y el Plan de Aula
  • Implementación del Programa en el aula
  • Acompañamiento, seguimiento y evaluación
  • Formación en habilidades e intercambio de experiencias
  • Evaluación
  • Cierre de actividades (evento público)
  • Informe final