blog

Una mirada al manejo de problemas y conflictos

el %d 10UTC %B 10UTC %Y en Formación, Habilidades para la vida

Un gran número de pretendientes se disputan la mano de la princesa. Todos hacen piruetas y miles de artilugios de seducción por ganarse su admiración, desde lluvias de luces y estrellas hasta sorprendentes vuelos y serenatas. Pero nada ni nadie logra siquiera sacar un leve suspiro de su parte. ¡Qué problema! Mientras la consternación y la impotencia se apoderan de estos hombres, que no logran saciar los deseos de la dama, un caballero de gabán negro se le acerca y tras sacar de su bolsillo un par de anteojos, se aproxima a la princesa. Ella los toma en sus manos y los cuadra bien en su rostro con la ayuda del hombre. Asombrada ante lo que observa a su alrededor, sonríe y sin vacilación le ofrece su mano, convirtiéndolo en el elegido. “Si la princesa no se sacia con ninguno, por algo será”. Esta frase fue el motor de su búsqueda, que le llevó a ganar su amor.

Hay que tomarse el tiempo para analizar las situaciones y descubrir dónde está el meollo del asunto. Fue lo que hizo el último de los pretendientes. Los demás sólo ponían el ojo en las actuaciones de sus contrincantes para intentar superarlas. En cambio el último, vio con otros ojos el asunto, enfocó su mirada en el rostro de la princesa y así descubrió las dificultades visuales que tenía. No era por exigente que desvalorara las artes de los demás caballeros, era, simplemente, que no las veía.

Toda esta historia para decir que lo más difícil de tener un problema es abandonar los caminos conocidos para resolverlo. Tan importante es fijarnos en dónde ponemos nuestra atención, como en dónde NO la ponemos, porque casi siempre allí se inicia el camino hacia la solución de los problemas. Fue lo que hizo el hombre de la historia: enfocar el asunto desde otro lado.

Una de las 10 Habilidades para la Vida, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso enseñar en la escuela, es la Solución de Problemas y Conflictos. Desde hace unos años, en EDEX, hemos propuesto llamarla Manejo de problemas y conflictos, inspirados en lo que dice Fernando Onetto: “buscar la solución final, como lo ha demostrado trágicamente la historia del siglo XX, siempre es optar por un camino de violencia. No existen soluciones definitivas de un problema, ni de todos los problemas. Así como no existe una curación de todas las enfermedades ni una curación para siempre”. Se refiere concretamente a lo que conocemos como el Holocausto Nazi, que en realidad era un plan que se llamaba “La solución final” que buscaba la supremacía de la raza aria.

Los homicidios son también ejemplos de soluciones “finales” o “definitivas”. No puedo con tu vida, opto por la muerte como solución. Igual sucede con la expulsión del centro escolar de un estudiante “problema”: no lo aguantamos más aquí… que se lo aguanten en otro lugar. Son soluciones que no solucionan, como los remedios que son peores que la enfermedad. Según como se le vea, escribe Dike Ellington, “un problema es, cuando se te presenta, la oportunidad de dar tu máximo esfuerzo”.

Estuvimos conversando sobre el tema con Miguel Costa Cabanillas, psicólogo experto en el tema de las Habilidades para la Vida, y aquí les compartimos un extracto de la entrevista. Esperamos disfruten sus palabras, “sin problema”.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



Posts relacionados

6 respuestas a Una mirada al manejo de problemas y conflictos

  1. ¡Qué historia más interesante! Cuanto nos cuesta cambiar la mirada para ver lo que realmente nos puede ayudar, y una vez que logramos cambiar la perspectiva qué difícil es mantenerla ahí.
    Es curioso que lo más fácil sea mantenernos en el malestar del conflicto y los problemas. No podemos dejar de admitir que quejarse es muy placentero y emprender nuevos caminos es arriesgado y requiere de cierta dosis de valentía. Salirse de lo establecido es pisar nieve virgen y una no sabe si bajo la nieve habrá suelo firme o es un suelo inestable bajo el que no hay nada.
    En cualquier caso, la búsqueda de soluciones nuevas es una aventura que merece la pena emprender, y disfrutar del camino, no vaya a ser que la solución sea más sencilla de lo que una piensa.

  2. Oihana: seguro que bastará con hacerse a nuevos lentes. Y si se quiebran, conseguir otros y así…

    Un abrazo

  3. ¡Una historia fabulosa,! .Esa mirada diferente es la que todos debemos cultivar, pero cuán difícil es hacerlo,quizá porque no estamos dispuestos a analizar con cuidado las situaciones, o tal vez lo hacemos pero muy superficialmente o nos dejamos llevar por un impulso, nos centramos en el problema y agotamos toda la energía allí, y no nos damos la oportunidad de emprender nuevas rutas y a veces cuesta aceptar la mirada de otro.

    Creo que algo importante es hacer una mirada retrospectiva, sobre la manera como enfrentamos y damos solución a los problemas porque nos brinda la posibilidad de conocernos mejor y nos da nuevas herramientas para enfrentar otras situaciones.

  4. Otro asunto que considero importante para esta Habilidad es el hecho de que muchas veces permitimos que alguien más resuelva nuestro conflicto, dandoles el poder de tomar decisiones por nosotros sin darnos cuenta de lo dañino que es evitar o huir de los problemas. El temor a confrontarlos y buscar lo mejor de nosotros para resolverlos es quiza tan fuerte como el miedo al cambio, al movimiento hacia el crecimiento personal, el cual al final de cuentas solo consiste en cada uno alcanzar.

  5. Si yo pudiera cambiar el final del relato. Diría que la princesa, al poder ver mejor con los anteojos del último pretendiente, se enamoró de otro que había llegado primero y le agradeció para siempre a quien le brindó la oportunidad de ver mejor.

    Quizás una de las barreras para solucionar problemas y conflictos diariamente es que queremos salir ganando, salir beneficiados, incluso perjudicando a los demás.

    • Es bastante particular tu respuesta Fabio y frente a esto quisiera atreverme a decir lo siguiente; espero no te incomode este atrevimiento. Considero que quienes trabajamos con niñ@s debemos encontrar o procurar gran alegría, a partir del agradecimiento de los niñ@s; en el caso de este pretendiente que tu propones pareciera ser que no consiguió su cometido, no obstante esto también puede ser motivo de alegría en el caso de una labor que se centra en el otro; como es el caso del trabajo con niñ@s. Y estoy muy de acuerdo con tigo cuando dices que una de las principales barreras es el querer salir ganando, incluso perjudicando a los demás. Ademas, quizá esto se relaciones con el ver las cosas con otros ojos.

      Saludos.

Responder a OIhana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>